Tengo un sueño.

Tengo un sueño.
20/4/2019

Tengo un sueño. Un sueño muy simple. Y es el ser capaz de, por fin, poder controlar el tamaño de la fuente cuando publico en las microentradas.

No, en serio, los cambios aleatorios de tamaño (y a veces, hasta de formato) o están hechas adrede.


Más microentradas

domingo, 31 de marzo de 2019

Cursed Treasure: Level Pack (PC)

Este es un juego que descubrí hace la tira de tiempo en Juegos.com, bajo el título de "Tesoro Maldito, Pack de niveles", la página de juegos dónde comencé con los flash y que desde hace unos años a esta parte se ha puesto bastante intransitable por mierdas varias (y no, no pienso desactivar el Adblock, que nos conocemos, o más bien, te conozco, a ti, y a tus anuncios que saltan sin puto previo aviso en toda la pantalla, como 10 segundos después de haber sido cargada, para asegurar que se pincha sobre él, por error, sí, pero se pincha de todos modos que es lo que interesa, se redirecciona, y así cobran, y si la página de turno del anuncio te puede colar un programita espía, pues oye, mejor, pero que NO HAY PUTAS GANAS.) Ejem, que me desvío. Tesoro Maldito, o Cursed Treasure, es un juego tipo defensa de torres que descubrí hace años, y que no ha salido antes por el blog porque lo perdí y ni del nombre exacto me acordaba, luego he tenido que hacer una búsqueda intensa. Además, es uno de los raros juegos que vais a encontrar aquí que estén divididos en multitud de niveles claros y diferenciados.


Este juego, como mucho juego tipo flash, y como casi todos los juegos de defensa, historia como que tiene poca, por no decir nula. Básicamente, tú eres alguien que tiene un tesoro, que son unas gemas. Y aparecen oleadas de codiciosos de muy diversos tipos con el objetivo de robártelas. Así pues, debes colocar las defensas adecuadas, eligiendo entre lo que pueden ofrecerte orcos, no-muertos y demonios, para asegurarte que todos los invasores dejan la vida antes de llegar, o a malas, mientras se retiran y así marcarte tu venganza. Además del dinero, está el maná, que se emplea para lanzar 3 tipos de hechizo: ampliar las zonas dónde puedes edificar, lanzar un meteorito en una zona, o incrementar el ratio de disparo de todos los templos un gran porcentaje, y que realmente es una gozada, el ver como esa horda interminable, o el campeón, queda reducido a nada en cuestión de meros segundos, bajo un fuego de ametralladora.

El hechozo de ratio de fuego incrementado en todos los templos, contra un jefe.
Ya os digo yo que es gloria.

La mecánica de este juego es a clásica de estos juegos: un juego de ratón dónde decides qué tipo de torre y dónde colocarla, qué torre subir de nivel, así como despejar zonas de bosque para poner más torres, o para lanzar un ataque masivo que daña a todos los enemigos. Como en todo juego de defensa, hay un sistema de dinero, para limitar al jugador y obligarle a pensar en cuál puede ser la estrategia más óptima para poder aguantar las oleadas y así batir el nivel. El dinero se regenera al matar enemigos con el tiempo, y se gasta en casi cualquier acción que implique un click de ratón.

Y luego está toda la lista de potenciadores, por supuesto

Hablando más en detalle de los diferentes elementos del juego, nos encontramos con 3 tipos diferentes de torres (de los ya mencionados demonios, no-muertos y orcos), cada uno con un tipo de disparo (continuo y flojo, fuerte pero de mucha cadencia, y el que está a caballo entre ambos) y que solo se pueden construir en un terreno concreto (roca, hielo o campo, respectivamente también). Además de eso, hay dos 2 especiales: terrenos dónde, de construir la torre ahí, se incrementa la recarga de maná, y zonas elevadas, dónde puede ubicarse cualquier torre, y que incrementa un porcentaje el rango.

Respecto a los enemigos, obviamente existen diferentes tipos, cada cual con su característica (ir rápido, reducir daño recibido, curar a los demás, o mi favorita por el odio que le tengo, estar durante unos segundos invisible después del primer impacto). Esto, y debido a que con antelación podemos ver las hordas que nos llegan, nos harán replantearnos nuestro uso de los hechizos, habitualmente queriendo reservarlos para hordas especialmente densas de enemigos resistentes, o para los campeones, que es como al juego le da en llamar a los jefes.

La dificultad es media, ya que obliga a pensar, pero no se trata de esos juegos de defensa por torres insufribles de dificultad injusta dónde simplemente parece que, plantees lo que plantees, te ves superado miserablemente. El juego termina cuando, o bien concluyen todas las oleadas del nivel, o bien cuando te roban todas las gemas de que dispones en el nivel.



Gráficamente el juego, aunque está hecho mediante tiles o casillas se ve bonito y muy detallista, distinguiéndose por ejemplo claramente los diferentes enemigos, y estando las animaciones muy fluidas. En sonido, una melodía rápida y animada, acorde al título y que me sorprendería que nadie la recordase, que durante las oleadas es imposible de escuchar debido al solapamiento de ruidos y efectos de sonidos varios, sobre todo de disparos, y de muerte de los enemigos.

Bienvenidos, al laberinto. 
Luego la mitad de los caminos jamás serán usados, también os lo digo.

Tesoro Maldito se trata de un juego largo, ideal tanto para matar la tarde. También, yo lo veo ideal para para iniciarse en este tipo de juegos, ya que logra un extraño equilibrio en estos juegos que suelen clasificarse como en muy fáciles o muy difíciles: a diferencia de Robotic Emergency, dónde el pobre termina pecando de demasiado simple, este juego, si bien es exigente, no llega al punto de desesperante del que pecan la muchos de los juegos de defensa.

Por último, la lista de enlaces dónde se puede seguir jugando:

En Newgrounds

En Kongregate

En Juegos Online Gratis (aunque quizá necesitéis una lupa aquí para leer los textos pequeños)

¿Listos para diseñar la mejor defensa posible
para proteger tu tesoro de gemas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...