Fin del parón vacacional, y problemas de doble pantalla.

Fin del parón vacacional, y problemas de doble pantalla.
06/8/2019

Declaro oficialmente la finalización del parón vacacional.

En otro orden de cosas, yo cada vez que empleo la doble pantalla: "¿A dónde coño se me fue el ratón?"


Más microentradas

sábado, 30 de septiembre de 2017

Juego Flash del mes: PRIOR (PC)

Prior es un juego que encontré hace unos meses, como Looming, cuando me dediqué a bucear en los juegos antiguos publicados en Newgrounds. Típico juego flash plataformero en 2D en cuanto a estética (escenarios minimalistas y funcionales con un protagonista que no es más que una forma geométrica), controles (movimiento y un botón extra para interactuar con el entorno) e historia (una clásica, pero suple para un juego flash).


La historia, como acabo de decir, es un modelo clásico, que se ha visto mil veces desde series y películas hasta juegos: un tipo que se despierta en unas instalaciones científicas sin recordar nada, y que resulta ser un tipo normal que pillaron una empresa privada/el gobierno para crear al superhombre, con todo lo que eso conlleva.

Como curiosidad, todas las salas tienen su propio nombre.

En el juego manejamos al sujeto &#!, y nos moveremos por unas enormes instalaciones más vacías que las calles en agosto a mediodía con todo el Lorenzo en lo alto. Por tanto, como no hay personal con el que interactuar, la historia se va dando en la ya clásica forma de notas. Lo que contienen las mismas se resume en informes científicos del sujeto, notas como de prensa sobre la situación exterior, y notas variadas sobre otros aspectos, habitualmente sobre el complejo. Afortunadamente, este no es un juego de esos que buscan colaboración activa por parte del jugador para montar la historia, sino que la misma queda bastante a pesar de la forma en la que está presentada. Lo que significa que se pueden hacer historias buenas a través de notas que luego no requieran estarse dos días comiéndose el tarro para casar todos los cabos (que, por otra parte, nunca se casan todos).

Importante el hecho de que hay 3 finales diferentes, elegibles según en qué parte de la historia queramos profundizar. Todos esos finales poseen antes de los mismos una sala de no retorno con un gran desnivel, para evitar el volver atrás una vez llegado a cierto punto.

Desde luego, han sido originales con los nombres de los individuos.
Originalmente impronunciables.

La mecánica es sencilla, muy sencilla, como he dicho al inicio. WASD para moverte (esto es, AS para ir derecha izquierda, W para saltar, y D para bajar escaleras cuando te encuentres alguna), botón derecho del ratón para interaccionar con las notas, y alguna tecla más, como la E para activar el mapa.. Destacar que PRIOR es un juego plataformero en 2D de exploración, lo que significa que, si bien vamos a estar saltando de un lado para otro más que Mario, salvo contadas ocasiones no se requiere de gran habilidad con los controles y los saltos (como sí era el caso de about-face). Esto hace que el ritmo que se lleve sea más calmado, y que en un momento dado, de ver que te falta por explorar tal o cual fragmento de mapa, no suponga un dolor de muelas retroceder hasta dicho punto recordando esa parte que te costó 15 intentos y porque en el último tuviste potra. Salvo, claro, que se encuentre en la otra punta del mapa, y entre pereza supina. Porque el movimiento del tipo es lento, hasta el punto de resultar frustrante como te entre un poco de prisa.

Uno de los informes-minitutoriales.

La dificultad es baja. Si bien en algún momento avanzado hay algunos saltos dónde hay que estar calculando distancias, lo cierto es que, si se puede pasar con los 3 finales en una tarde (que es lo que yo hice), significa que tampoco hay nada del otro mundo. Dicho lo cual, no es algo que recomiende mucho, pasárselo con los 3 finales el mismo día, ya que, como el juego es el mismo salvo el final, puede llegar a saturar de mala manera.
Respecto a la duración, y sin contar las repeticiones para sacar los otros finales, se trata de un juego relativamente largo para ser flash.


En gráficos es como he comentado al inicio: minimalista. Fondo gris, muros y suelos negros, y carente de casi todo tipo de detalles que no sean que sean necesarios para activar una nueva habilidad, o para dar alguna pizca más de historia. Aun así, han cuidado elementos, como los cables que cruzan ciertas salas para conectar generador y equipos electrónicos. La música es una ambientación con tintes de misterio, que genera una atmósfera adecuada, además de que se deja oír.



PRIOR se trata de un juego bastante correcto, con controles fluidos, buena ambientación y una historia que no revolucionará el género, pero que está bien llevaba a base de notas dispersas, y dónde no es necesario dejarse los sesos para entender qué está pasando. Ideal para cuando te apetece jugar a algo más relajado (This requires further study).

Por último, los enlaces:

En Newgrounds

En Kongregate

En AllMyFaves

No pongo el de Armor Games ya que te obligan a un anuncio de 15 segundos primero como en Youtube. Y no me parece de recibo.


martes, 19 de septiembre de 2017

El erizo replicador y las placas multipocillos

Supongo que todo el mundo, al mencionar un erizo, no ha podido evitar que se le venga a la cabeza la imagen de ese mamífero tan mono, que muchos achucharían si no fuera por cierta colección de pelos modificados que tiene a lo largo de todo el lomo. Así pues, para evitar malentendidos, me gustaría mostrar una imagen del tipo de erizo del que voy a hablar hoy:


Esta cosa, llamada comúnmente erizo por motivos obvios, se trata de un replicador manual, empleado en los laboratorios. Y ahora, la pregunta del millón ¿y para qué sirve un aparatejo tan simple? Porque seamos francos, todo el mundo cuando le hablan de laboratorios y de aparatos de laboratorio, se piensan en máquinas a cada cual más compleja, y en utensilios extravagantes de los cuales muchas veces parece que se necesite sacarse un máster solo para saber cómo emplearlos correctamente.

Y seamos francos, en esa ideología, la plancha metálica con asa y púas romas desencuadra mucho. Pero su diseño se entiende mucho más cuando vemos para qué se emplea. Y para ello he de hablaros primero del otro material de laboratorio mencionado en el título: las placas multipocillos.

No, no he podido encontrar una imagen más pequeña.
Y más grande tampoco.

Las placas multipocillos o placa microtitulada se trata de una placa con múltiples pocillos que se emplean como pequeños tubos de ensayo.

Cada placa puede poseer, por regla general, 6, 12, 24, 96, 384 o incluso 1536 pocillos, aunquehay por ahí algunos locos que las han sacado 9600 pocillos. Vamos, casi nada. Empiezas a contarlas hoy y quizá termines para el año siguiente.

Pero si esas placas poseen tantos pocillos, pues poca cantidad deberán contener, a no ser que sean una sábana. Efectivamente, unpocillo puede contener de nanolitros a microlitros, según qué tipo de placa. Por lo tanto, este tipo de placas están diseñadas para ensayos masivos, dónde haya que comparar gran cantidad de resultados entre sí, y dónde se requiera poca cantidad de líquido. Ejemplos de este tipo de experimentos son el ELISA (ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas) una forma de detectar anticuerpos en sangre, o el ensayo de doble híbrido de levaduras, diseñado para buscar nuevos interactores de factores de transcripción.

La de 96 pocillos, una de las más comunes.

Ahora bien, imagínate que tienes que pasar el contenido de esos 96 pocillos, a otra placa de 96 pocillos. Y no dispones de una máquina de 1x1x1 metro disponible. ¿Va faena, no?

Efectivamente, los erizos son la herramienta ideal para pasar el contenido de una placa a otra de una sola vez. ¿Que cómo se hace?  Muy sencillo, a continuación pongo el protocolo estándar para levaduras:

  • Se sumerge en alcohol puro. He dicho alcohol puro, del 100% sin trazas de otras cosas.
  • Se saca fuera de la campana.
  • Se flamea. Esto es, lo prendes fuego con un mechero. Cuidado con quemarse, y con coger el erizo de tal forma que te termines quemando con la placa caliente.
  • Se mete en campana justo cuando las llamas se vayan/estén al mínimo.
  • Se deja enfriar de 1 a 2 minutos sin que las púas toquen la placa.
  • Se repite para asegurarse de que está bien esterilizado.
  • Se introduce en la placa microtitulada con el cultivo de levadura.
  • Se remueve durante unos segundos.
  • Se lleva el erizo a la placa de interés.
  • Si es impresión en medio sólido, se hace un poco de presión en la parte superior, para asegurarse que se imprime bien, pero sin taladrar el medio. Si es la primera vez, se recomienda hacer una o dos prácticas con placas descartadas.
  • Se lava con agua destilada.
  • Se seca con un par de golpes secos sobre un trozo de papel secante doblado.
A grosso modo, ese es el proceso. ¿Qué, pensabais que porque su diseño fuera simple, su modo de uso también habría de serlo? Bueno, lo cierto es que escrito suena mucho más aparatoso de lo que realmente es realmente.

Por si alguien se pregunta cómo se ve uno de muchos pocillos.

Para terminar, señalar que no todo en el erizo es tan sencillo como parece. Por ejemplo las púas han de estar perfectamente pulidas: no puede haber una más corta o una más larga, ya que eso resultaría en que la transferencia se realizaría de forma desigual, o incluso, si la púa es lo suficientemente corta, no se realizaría. En caso de que una púa no fuera homogénea, y tuviera por ejemplo picos en los bordes, podría ocurrir desde que no se introdujera bien en la placa, hasta que taladrase el gel de agarosa en las impresiones. Por eso no es extraño que los erizos se tiren la mitad del tiempo en el taller para pulirle las puntas.

Y esto es todo por hoy sobre este aparato de laboratorio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...