Resumen de la 4ª misión de la 5ª mansión (Luigi Mansion's 2).

Resumen de la 4ª misión de la 5ª mansión (Luigi Mansion's 2).
16/12/2017

Odddddiooooo las misiones con cronómetro. Me da igual que la haya superado dentro del límite de tiempo sin problemas.


Más microentradas

viernes, 22 de agosto de 2014

Another Code: Two Memories (NDS)

O "Another Code: Las dos memorias" como parece que es su título en castellano, es una aventura gráfica cortita para DS (la ladrillo, esa con tantas aristas que casi parecía un Porygon). Para los que no tengan muy claro el género, se trata de juegos dónde lo que predomina es el texto: texto, texto y más texto. Y ya que no hay opción de saltarse la mayoría, puesto que hasta que no hayas leído todo lo que había que leer no te dejarán avanzar, si no te gusta leer creo que mejor pasa. ¿Y qué hacemos cuándo no estamos leyendo? Explorar el escenario, para encontrar objetos que nos den información, nos sirvan para avanzar o nos permitan resolver un puzzle, en plan Point-And-Click clásico. Así, pues, si no te gustan ninguna de las 2 cosas, simplemente huye. Tiene una secuela, pero para Wii, y con una historia diferente. Como odio que se dediquen a sacar una historia fragmentada en varias consolas, más parece una forma de tocar las narices que otra cosa.

A lo de "dos memorias" se le puede aplicar más de un sentido.

En el juego manejamos a Ashley, una chica de casi 14 años (a falta de un día) que va a la isla Bloody Edward para encontrarse con su padre, que creía muerto desde hacía once años. Como su padre no está esperándola en el muelle, Jessica (su tía y tutora legal, ya que su madre también se encuentra en paradero desconocido) se interna en la isla. Al ver que no regresa, Ashley tomará la decisión de adentrarse en la isla, momento a partir del cual comenzará realmente la historia, y mientras descubrimos qué vió Ashley exactamente hace 11 años, qué pasó con su padre y de qué va exactamente Another; también ayudaremos al fantasmita de un chico de más o menos la edad de Ashley en el momento de su muerte a recordar su pasado y ya puestos el pasado de Bloody Edward, ya que la primera vez que le veamos estará amnésico perdido al estilo de los fantasmas de Ghost Trick.

La llegada a la isla maldita. 
La verdad es que los paisajes son muy buenos

La historia es muy buena, y está dividida en 2 partes: la centrada en el pasado de Ashley y el proyecto Another y la centrada en el pasado de D (así es cómo se hará llamar el fantasma). A mi, particularmente hablando, me gustó más la de D que la de Ashley. Me pareció más interesante, aunque supongo que simplemente es una cuestión de gustos. Algo que se agradece es que sea una historia de principio y fin, sin dejar cabos sueltos.

Respecto a los personajes, éstos me encantaron, todos muy bien hechos (teniendo también en cuenta a los que solo aparecen en recuerdos). Me gustaría meterme a hablar de cada uno de forma específica, pero teniendo en cuenta que no voy a poder hacerlo como a mí me gusta sin tener que destripar todo el juego, por esta vez voy a dejarlo estar.

Primera aparición de D. 
Ahora que caigo, jamás se llega a saber quién grabó esa letra ahí...
No, no es importante, pero soy curiosa por naturaleza.

El control se hace con la cruceta y la pantalla táctil, el resto de botones, que recuerde, no tienen ninguna utilidad, o tienen el mismo uso que uno de los botones táctiles. Los puzzles, sin embargo, ya son otra cosa. Aunque la mayoría se resuelven con la pantalla táctil, hay otros que se resuelven de formas completamente distintas, como soplando o cerrando la consola (Diossssss, menuda rayada fue eso, media hora probándolo todo para luego averiguarlo por casualidad... sí, cuando ya desesperada fui a coger el iPad para buscar una guía)

En serio, así me quedé yo.

Otros ejemplos de puzzles raros es cuanto hay que usar las 2 pantallas de la consola como un espejo de una sobre otra para obtener una pista que, bueno, tampoco es para tanto; o cuando hay que probar las 2 llaves en un orden determinado para activar el puzzle para unirlas (no, no os estoy espoileando nada con eso de que había que unirlas, eso era más obvio que el 2+2 son 4) y adivinad quién las usó en un orden diferente. Y no, no valía con con hacerlo primero en el orden malo y luego en el bueno sin haber salido de la pantalla, que eso también lo hice. Había que meterlas en el "orden correcto" a la primera. A rayarse de nuevo.

Sí, al final lo logré, porque a fuerza ahorca, pero...

Otro problema viene porque en muchos puzzles en control táctil parece que comienza a funcionar mal: es decir, necesitas muchos más toques de lo humanamente razonable para conseguir completarlos. Que si bien puede tener algún sentido cuando mueves una manivela oxidada o una piedra más grande que Ashley, para simular ese efecto de "que está duro porque está oxidado" o "que cuesta porque pesa", no tiene ninguna lógica a la hora de mover una llave en una cerradura, girar un cilindro o en darle cuerda a una caja de música. ¿Es que acaso se habían enredado las cuerdas y por eso no iba? En serio, casi agujereo la pantalla. ¿Supone realmente ésto un problema? Realmente creo que no respecto al control, con un poco de paciencia e insistencia se resuelven perfectamente: sabiendo lo que hay que hacer ninguno lleva más de unos pocos minutos... a no ser que falte algo.



Una cosa que se agradece en este juego, y de lo que pecan los Point-And-Click normales, es que raramente cogerás un objeto sin saber antes en qué vas a usarlo. Por ejemplo, ves un martillo, o unas bolas de acero, pero hasta que no te encuentras con el elemento sobre el cuál vas a usarlas, no podrás cogerlas. Aunque que te permitan hacer zoom en esa zona concreta ya suele ponerte sobre la pista.

Para terminar, comentar algo sobre la propia Another, la máquina de memoria en torno a la cual gira la historia de Ashley. Confieso que, desde el primer momento que la vi, me fue completamente imposible tomármela en serio ya que presenta el mismo aspecto que...



¡Tachán! una NDS ladrillo, motivo por el cual deduzco que salió para esa consola. Si realmente salió para esa DS, me quito el sombrero con los gráficos, que me parecieron buenísimos (lo que ahora no sé es si realmente son tan impresionantes o es que yo estoy demasiado acostumbrada a los típicos monigotes de píxeles que suelen verse circulando por esas consolas).

Pros:

  • Buena historia y personajes.
  • Buenos gráficos.
  • Puzzles muy variados y originales.

Contras:

  • Tremendamente corto.
  • El aspecto de la máquina de memoria hace imposible que uno logre tomársela en serio.
  • Hay puzzles que los resuelves más por adivines y casualidad que por caer en ellos.


Y nada más para este juego, que encontré por casualidad en 4shared (página 70 y tantos, donde ya pensaba que no me podía salir nada nuevo y/o interesante), y que tiene mi completa recomendación. El principal pero: se hace excesivamente corta, deja a uno con ganas de más.


jueves, 7 de agosto de 2014

Fauna Veraniega (guía práctica)

Muy buenas, como muchos habreis comprebado al salir de vacaciones, o simplemente a la calle, en estas fechas todos los sitios se llenas de animales migratorios que solo se pueden ver por éstas fechas estivales, algunos completamente inofensivos, y otros que parecen disputarse el premio de ente más molesto del verano.

Así pues, he decidido crear una pequeña lista con los más habituales, junto a sus características particulares,  cómo identificarlos de los demás y, en un momento dado, las precauciones que se deben de tener con ellos. Comencemos con la guía:

Gambas: ésta es, con diferencia, la especie más característica del verano, sobre todo en cuanto a zonas playeras se refiere, aunque se puede encontrar en casi cualquier punto de la península. Animal bípedo de piel color rojo más o menos vivo en extremidades delanteras, hombros, espalda, pecho y cara, habitualmente, el resto del cuerpo suele ser de color más o menos claro. Existen tanto autóntonos como provenientes de otros países, siendo los más característicos los nórdicos, que pasan de un tono blanco al rojo intenso en cuestión de minutos bajo los rayos solares. En cualquier caso, se recomienda encarecidamente no tocar a un gamba, mucho menos en las zonas rojas, ya que entonces pegan un berrido y se vuelven agresivos, pudiendo incluso llegar a atacar.



Como se puede observar, algunos poseen unos patrones en la piel muy llamativos













Pesetero vulgaris: especie característica de periodos vacacionales, y que en verano se suelen ver sobre todo en agosto. Se caracterizan por, en bares y restaurantes, comerse 2, 3 y hasta 4 cestos de pan, que acompañan con raciones de bajo coste. Por el mediodía y por la tarde, se los suele ver apalancados en las mesas de las terrazas (en ocasiones incordiando al las demás mesas), con una ronda de vasos en ella (habitualmente una taza de café por cabeza, en ocasiones deciden pillarse refrescos, aunque entonces no todos beben), y que se pueden tirar perfectamente hasta 3 y 4 horas, aunque se hayan terminado la bebida hace 2. Es decir, hasta que llega la hora de comer, que si no no hay forma de echarles ni a tiros. Sin embargo, raramente se intenta levantarles de la mesa, ya que tienen fama de montar broncas de película en medio de la vía, y por lo que parece a nadie le apetece confirmar o desmentir ese bulo.

Pesetero real:  subespecie que se diferencia de su primo en que, poteriormente, va jactándose delante de sus parientes y conocidos de lo bien que ha estado y lo bien que ha comido, inventándose lo que sea necesario con el fin de dejar al resto con los dientes bien largos. Si sus conocidos quieren saber como le fue en verdad el viaje, deberían preguntarle como mínimo 6 meses después: el pesetero real comenzará a contradecirse con su primera versión del viaje.


Maleteros: suelen ir a las playas, río o campo con un almacén de comida; su escusa suele ser para disfrutar más del entorno, pero que realmente lo hacen para no gastar un céntimo más de la cuenta. Dentro de los maleteros hay diferentes categorías, pasando desde a aquel que realmente se preocupa del entorno y luego lo deja todo limpito aunque antes haya montado en la zona la fiesta del siglo, hasta aquellos que dejan todos sus desperdicios tirados de forma que compite con el homo turistic vulgaris.

Estudiantes: animales jóvenes que se desplazan en grupos de entre 3 y 14 individuos, aunque los números más habituales sean entre 5 y 9 (si hay menos, es que alguno ha fallado ese día, y si hay más, es que se han apuntado más de los previstos). Se parecen a los peseteros en que también suelen ir buscando la comida más barata en los locales, aunque se diferencian por la edad y por el motivo: los estudiantes habitualmente no tienen los recursos suficientes como para intentar ir a por algo más caro. Lo cual significa que intentarán conseguirlo todo lo más barato posible, incluso gratis de poderse. Muchos grupos, además, sienten especial predilección por algunas franquicias, como Burger King, McDonnal's, Vips, Dominos, etc. Como dentro del grupo cada cual suele tener también sus preferencias, en ocasiones suele haber discusiones bastante largas sobre dónde ir a buscar la comida.

Arramblató: los arramblatóos son una de las especies más destructivas con el medio ambiente. Éstos animales se dedican a arramblar (de ahí les viene el nombre) de forma habitual con todo lo que ven en el campo o en la playa, desde flores y ramas hasta animales como caracoles, mejillones, percebes, y en caso de tener la suerte de pillar un pulpo o un pájaro, también para casa. Por ello, son considerados por algunas autoridades algo así como una plaga. Cuando son pillados, suelen bajar la cabeza y comienzan con su canto característico, conocido popularmente como "excusas". En pueblos y ciudades suelen confundirse con los peseteros.


Críos: como suele pasar con muchos animales, las crías de muchas de las especies citadas anteriormente son indistinguibles entre sí, y la única forma de identificar su origen es echándole una ojeada a sus padres. En muchos sitios son considerados tan peligrosos para el medio ambiente como los arramblatóos, ya que se dedican a arrancar cualquier planta que les guste para llevársela, así como capturar peces, cangrejos u otros animales y luego no soltarlos, o soltarlos en sitios claramente inadecuados, ocasionando en ambos casos su muerte y una redución importante de la biodiversidad de la zona en caso de aparecer muchos en el mismo área. En cuestiones de comportamiento, se pueden distinguir 2 tipos de crías:
  • Las que se mantienen junto a sus padres, entretenidas de cualquier forma, o que se dedican a jugar sin incordiar al resto de la fauna y sin causar destrozos, dándoles sus padres o familiares un toque cuando ven que va ha hacer algo que no debe.
  • Los que parece que no saben hacer otra cosa que incordiar: se meten entre las mesas y la gente como las ratas, chillando y gritando como si aquello fuese un concurso; jugando en puertas o sitios donde claramente incordian al resto; si llevan un objeto, se dedican a lanzarlo y donde caiga cayó; muchos son espertos en romper el moviliario ajeno, ya sea colgándose de las puertas, cambiando las cosas de sitio o simplemente dando golpes con una piedra o un palo a las cosas para ver qué pasa, etc. ¿Y los padres? Habitualmente, pasando de ellos siempre y cuando no sean a ellos a quienes incordien, o riéndole las gracias. Por lo que, en efecto, los mayores raramente se responsabilizan de ellos, pero en caso de intentar darles un toque de atención a los críos, o incluso de intenter echarles, no os preocupeis que entonces aparecerá alguno emitiendo su característico graznido: " 'éjales, que ejjjque 'on nii-nos". En una ocasión pude ver a una madre lanzándoles otro tipo de llamada a su hijo, que acababa de recoger un plo el doble que él, una que me dejó pasmada "¡Niii-nooo, a'sta mesa ni je te occuurrracercarte co' exe paalo!"
Movileros: especie nueva, que se ha ido extendidendo como una plaga de 2 años a esta parte. Suelen aparecer en cualquiera de los grupos antes mencionados, y se caracterizan por estar continuamente absortos en la contemplación de un trozo rectangular de plástico y metal, a veces incluso no pueden evitar desviar la vista de su ídolo ni siquiera cuando caminan. Cuando se junta un grupo formado únicamente por movileros en una terraza, tiene lugar a una de las escenas más tristes que puedan contemplarse habitualmente por la calle: un grupo de varios indviduos, a veces hasta 7 u 8, todos pendientes del ídolo que mantienen entre las manos, ignorando la presencia de los demás y la bebida que tienen sobre la mesa, que suele permanecer sin tocar, o terminada de un trago en una brevísima pausa en la meditación.


Ciclistas: ésta suele ser una de las especies más molestas de todas, y como te toque con un individuo borde o rencontrincado, puedes hecharte a temblar. Los ciclistas suelen creerse con todos los derechos habidos y por haber tanto dentro de la calzada como dentro de la acera como por los caminos campestres. En las carreteras interrumpen el paso de los coches, obligándolos a ir a su ritmo y en ocasiones impidiendo ser adelantados adecuadamente al ir en paralero, a saber: uno por el arcén y el otro por mital del carril. O llendo en paralelo en sitios donde no se puede, o en lugares donde el arcén casi lo ocupa en su totalidad la línea blanca. En las aceras, se dedican a ir pasando entre los peatones muchas veces a velocidades más altas de lo que deberían, muchas veces pidiendo paso con su llamada característica.

Ahora imagínate ir conduciendo y encontrártelos de frente

Pisa-güevos: en las carreteras, y suele llevar con los demonios a aquellos conducotres que tengan la desgracia de encontrarse uno delante, sobre todo en carreteras secundarias y comarcales donde la posibilidad de adelantamiento parece una cosa sacada de un libro de fantasía. Su velocidad suele ser muy inferior a la del resto de los coches, lo cual origina bonitas caravanas detrás suya, manteniendose en sus trece por mucho que los de detrás griten, insulten, peguen bocinazos o le hagan gestos airados mientras le adelantan.

Homo turistic vulgaris: si bien esta especie es común durante todo el año, en verano es camuflada por la gran variedad de especies más o menos exóticas que arriban a nuestras tierras, como los peseteros. Se caracterizan por desplazarse en grupos de tamaño pequeño o mediano, por conseguir comida lo más barata posible como los peseteros, y por causar el mayor deterioro posible allá por donde vayan, tanto por dejar un montón de desperdicios desperdigados por esa zona, como por erosionar monumentos cual palomas, dañar la flora y la fauna como los arrablatóos, etc.


Bueno, hasta aquí con la pequeña lista de especies veraniegas que visitan nuestras tierras aquí en verano, espero que esto que les ayuda a identificar a los diferentes tipos y a mantener las precauciones adecuadas.

viernes, 1 de agosto de 2014

De vuelta a la normalidad



Después de unas bien merecidas vacaciones y de estar haciendo el vago a modo por el norte de España, durante todo el mes de julio, con el mar, el campo, el fresquito y otras muchas cosas; por fin he vuelto a la ciudad y al calor (a esto último sin demasiado entusiasmo, a decir verdad; por suerte parece que no es tan criminal como otros años), así como al mundo civilizado. Que durante mis vacaciones, el wifi ha brillado por su ausencia. Solo tenía en los bares, y pasaba de estar cargando con el ordenador (que pesa poquito) continuamente, además que si me había largado para desconectar no iba a estar continuamente haciendo lo mismo que hago casa. Para eso ya tengo otros 11 meses con sus correspondientes días. De hecho, el único motivo por el cual me llevé el portátil fue para la matrícula de la universidad, porque qué quereis que os diga, del iPad no me fío nada, y del móvil, menos todavía.

Y a lo que venía sobre todo, también volverá el blog a funcionar con normalidad. Y aprovechando que estoy de vacaciones, voy a intentar publicar más de una entrada al mes. Vamos a ver en que queda ese reto, ya que, por suerte o por desgracia, este blog no es el único hobby que tengo.

Por ahora nada más, nos vemos en la próxima entrada.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...