Limpieza telequinética de bolas.

Limpieza telequinética de bolas.
23/6/2017

A mí que no me fastidien, Eyes está OP en la zona del Palacio de Nuclear Throne. Es activar un momento la telequinesis, y las esferas de los guardianes se van a tomar vientos.

Más microentradas

sábado, 31 de diciembre de 2016

Juego Flash del mes: Overcursed (PC)

Overcursed es un juego que encontré probando la lista de los 20 mejores juegos de Noviembre 2016 de Newgrounds, y fue realizado en 48 horas para una jam. Por tanto, esperaros un juego de gráficos de píxeles, de corta duración pero decente ya que si no, no estaría aquí.


Dicho lo cual, ¿de qué va? Si he de describirlo de alguna forma rápida, yo diría que esto es lo más parecido que he estado de jugar a una suerte de cazafantasmas pero encuadrado en el mundo real. Vamos, que fantasmas, lo que se dice fantasmas, como que no muchos que digamos.


La historia, por así decirlo, no son más que las vivencias de ese hombre al que controlamos a lo largo de 4 casas para nada paranormales, aunque dudo mucho si sorprendo a alguien diciendo que al final hay una vuelta de tuerca y sí que aparece un fantasma. Y luego los autores decidieron fumarse una bolsa de petas. Si os lo pasáis ya me entenderéis.

Continuación de la conversación de la imagen anterior.
Porque todo el mundo cuando tenemos problemas con los aparatos eléctricos
en lo primero que pensamos es en fantasmas, obvio.

En mecánica, Overcursed es un juego encuadrado en el género del point-and-click, empleando únicamente el ratón con sus 2 botones. La estructura del juego se articula de forma muy simple: recibimos una llamada; vamos a una casa que SIEMPRE tiene las lámparas balanceándose a lo mobiliario de Villa Horroris (a partir del minuto 1) como si alguien estuviera columpiándose con ellas; resolvemos el asunto y nos vamos. En cada casa hay que hacer una cosa distinta, desde borrar una "misteriosa pintada" hasta "atrapar a la terrible bestia", y que en mecánica se traduce en ir a un sitio u a otro a comprobar diferentes cosas y en usar un objeto u otro. Seamos honestos, cuando empecé temí que fueran siempre las mismas escusas, pero afortunadamente no es el caso, lo cual le da una cierta variedad y ganas por ver con qué te va a salir el próximo cliente.

Venga, coordinación chicas, todas a la derecha a la de 1, 2, 3...

La dificultad no es su punto fuerte, entre que nos van chivando lo que hay que hacer en la mayoría de los puntos, y que los restantes es fácilmente deducible qué hacer. A no ser que hablemos de aclararse con los controles. Me tiré más tiempo del lógico en la llamada 2 simplemente tratando de averiguar cómo diantres llevar un objeto hasta dónde debería, y cómo se suponía que tenía conectarlo luego. Luego cuando te aclaras lo cierto es que es que no hay ningún problema, por fortuna.

Aunque a veces las instrucciones sean un tanto, uh, crípticas.

Los gráficos es estilo pixel art bien trabajado, aunque en muchos casos ni se aprecia por el ambiente tan oscuro del juego, lo cual es una verdadera pena. La música es buena, si bien en algunos momentos se tiene la sensación de que es la misma melodía quemada sobreusada para todas las situaciones de misterio, ya sea de videojuegos, de series o de películas. La melodía estándar es una música muy agradable con alguna nota de misterio, que hace que me tronche de risa cada vez que el bucle pasa por la parte del canto del pajarito (¿un pájaro cantando a las 2 de la madrugada? Eso sí que es material de 4º Milenio). La melodía principal cambia a otras según en la situación que nos encontremos, y que van desde unas más frenéticas en ciertas situaciones clave para generar tensión, a otras en las que la música simplemente parece querer decirte  "Estoy detrás de tíiiiiiiii ;)".

Muy fan del tío que creo que usó el tema de la bestia como escusa para que le resolviera sus problemas domésticos.

¿Lo recomiendo? Sí. Es cortito, está curioso aunque a veces pueda sacar un poco de quicio el moverme, y es de los típicos juegos de los que luego guardas un buen recuerdo. Como curiosidad, después de habérmelo pasado y mientras estaba haciendo la entrada, me percato de que el nombre del autor me suena. Me meto a su página de Newgrounds, y resulta que es el mismo tío que ha hecho Mobs, Inc. y Genemon, 2 juegos flash muy buenos que ya reseñé en su momento. Solo un par de cosas antes de jugar:

  • Un aviso de parte de los autores: "SI PIENSAS QUE ESTÁS ATRAPADO DESPUÉS DE LO DE LAS ESCRITURAS (Casa 4): no lo estás, simplemente enciende y apaga la luz varias veces ;)".
  • Hay un screamer. Justo antes de que el juego se vuelva un "¿Pero qué cojones?" con todas letras. Aviso para los que no les hacen gracia estas cosas.
  • Hay un mensaje al inicio diciendo que "Mejor con auriculares". NO. A no ser que queráis quedaros sordos. O no despertar a todos los vecinos, claro. Sí, es por el screamer de antes. 


Por último, los enlaces:

En la página del autor.

En Newgrounds.

En Gamejolt

Por todos esos clientes sin respeto por el trabajo ajeno.

lunes, 19 de diciembre de 2016

En la mesa, ¿dónde va el móvil?

Se acercan las Navidades, y con ellas las cenas de empresa, las notas, los regalos, las reuniones familiares, las discusiones familiares; la lotería de Navidad, el acordarse que de pequeña siempre veía la lotería porque ese día ya era de vacaciones y maldecir en todo porque ahora no, los anuncios interminables de Navidad, los anuncios repelentes de juguetes de las mañanas y subrealistas con toques psicodélicos de colonias de las noches, los anuncios hijoputas de Navidad, el anuncio del turrón de Suchard y del champán del Freixenet, y toda la parnafernalia diversa, que como tenga que mencionarla toda no es que llene toda la entrada con una enumeración infumable, es que directamente me dan las uvas (literalmente en este caso).

Aprovecho para recomendar leer esta entrada con el estómago lleno,
debido a la gran cantidad de imágenes con comida que aparece en ellas.

El caso, es que como con todo, el móvil también ha decidido hacerse un hueco en las cenas navideñas. Sí, ese cacharrito que se ideó originariamente para poner estar comunicado en cualquier sitio por si te sucedía una emergencia, y que en la práctica solo tenía cobertura en las cuidades, por lo que eso de "poder estar comunicado en cualquier sitio" pues como que no. Sí, ese cacharrito que comenzó con tamaño ladrillo, pero ladrillo de los gordos-gordos, de esos que tenías que llevar el maletín para cargarlo como si fueran fajos de billetes, y que comenzó su escalada a la miniaturización... hasta que se descubrió que el móvil podría servir para muchas cosas además de llamar, en especial para una en particular, y comenzó su proceso de involución acelerado.

Esta gráfica muestra el preciso instante en el que se descubrió ese hecho clave,
que cambiaría el mundo de los móviles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...