Capturas imposibles del Pokémon GO.

Capturas imposibles del Pokémon GO..
26/4/2017

Ese momento en que sueño que capturo un Suicune y un Rayquaza en el Pokémon GO, que acababan de aparecer salvajes. Ese momento.

Más microentradas

jueves, 11 de diciembre de 2014

El Dinosaurio del Google Chrome

El otro día estaba en Cuantocabrón (sí, de tanto en tanto me meto en esa página a reírme con lo que suben) y me encontré con ésto:


Ni idea de lo que hablaba, y antes de probarlo, me metí en los comentarios. No importa si es el pato Verde Buen Consejero, o el Rojo Mal Consejero, siempre es recomendable meterme a los comentarios a ver las experiencias de la gente que ya lo ha probado, ya que, para fortuna de los prudentes, siempre hay una buena colección de personas que se lanzan a probar todo lo que les cuentan, y luego ponen sus experiencias por la red. Esa gente mola, mirando por los demás.

¿Y qué salía en este caso? Aparte del acertadísimo comentario de "Gente probándolo en 3, 2, 1...", no encontré nada que me indujese a pensar mal, salvo un misterioso comentario que rezaba de la siguiente forma: "dios, me he pasado 20 minutos jugando jajajajajaja". Bah, tampoco será para tanto. Alguno de esos juegos tontos de Google.
Así pues, viendo que no había peligro, me dispuse ha realizar el experimento: Desconecté la wi-fi de mi ordenador, me metí en el Chrome, le di a una página (ya que, tenga o no conexión, la página principal la debe de tener cargada en el ordenador, porque siempre sale), y me salió el famoso error.

Mal empezamos...
Bueno, no era el dinosaurio, pero venga, no desconfiemos todavía, a darle a la barra espaciadora.
Y entonces me encuentro metida en esto

Sep, 4 toneladas de peso, y mejores saltos que una pulga.

Al poco de jugarlo, me vino a la mente la entrada que hizo Hopefulauxi sobre un juego de ordenador llamado "Robot unicorn attack". No por los gráficos, o la música que poseyeran, sino porque ambos tratan más o menos de lo mismo. Todo el juego se resume en ir continuamente hacia adelante a toda leche de forma automática como si te hubiesen puesto un petardo en el culo, siendo tu único control sobre el bicho la barra espaciadora (o la flechita hacia arriba). Que solo sirve para esquivar obstáculos mediante brincos que casi te catapultan a la estratosfera.
Aunque lo que de verdad me hizo recordar al juego del unicornio fue que este también genera el "síndrome de 'la última partida'... multiplicada por 10". El cabrón es viciante como el solo. 
Balance de mi primer experimento: 35 minutos de mi vida gastados en hacer saltar a un dinosaurio pixelado, y obteniendo unas puntuaciones de mierda, para que engañarnos.
No hay mucho más que decir sobre el juego: los gráficos ya los habeis visto, la música se centra solo en 4 pitidos diferentes, según comiences partida, saltes, te empotres contra unos cactus, o alcances los 100 metros. Y de historia... bueno, supongo que va de un T-Rex que, después de que cayese ese famoso meteorito que exterminó a los dinosaurios (por eso salta tanto, está delgadito y pesa poco), se afanaba en atravesar un desierto para encontrar comida, intentando esquivar los cactus que se encontrase (Dios, no me fastidies que me acabo de inventar una teoría de la historia de un juego que se trata en ir saltando obtáculos).


Al día siguiente me enteré de que antiguamente existía una versión en Youtube. En este caso, cuando un vídeo no cargaba y le dabas al espacio, los puntitos formaban el juego de la serpiente. He intentado ver si seguía, pero no he logrado activarlo. Oh, bueno, si quiero serpiente, ya tengo ésta.
Y esto es todo por hoy, a ver si para Navidades estoy más libre y vengo con más entradas. Por el momento:


(P.D.: arregladas esas líneas blancas que salían a partir de la mitad de la entrada, y que ocultaban el texto. Todo fue por culpa de un copia y pega de una frase, que me ha costado tener que editar la entrada enterita en HTML. No sería tan grave si no hubiera tenido que borrar a cada párrafo y elemento insertado las 2 líneas y media que ocupaban esa chorrada arrastrada del copipega, y sin quitarme en el proceso parte del código que sí era necesario. Oh, bueno, al menos está arreglado, que es más de lo que se puede decir de la Virtual Box).

(Post-Post data del 19/10/2015: a los que hayáis avanzado más en el minijuego, os habréis encontrado que, a partir de cierto punto, vendrán en dirección contraria pterosaurios (¿o somos nosotros los que vamos en realidad, en sentido contrario?), que también pueden ser esquivados agachándose -pulsando la flechita hacia abajo-)).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...