Matrioskas digitales.

Matrioskas digitales.
9/6/2018

Las ontologías son las nuevas matrioskas. O las matrioskas de la informática, como preferiráis llamarlo.


Más microentradas

lunes, 12 de marzo de 2018

Luigi Mansion's 2 (3DS)

Luigi Mansion's, o Luigi Mansion: Luna Oscura es la segunda entrega de Luigi Mansion, juego de Game Cube con bastante buena reputación, dónde básicamente Luigi decide hacerse cazafantasmas de saldo de la noche a la mañana, qué más da que no tenga preparación y además un miedo crónico a los fantasmas (aunque ese miedo crónico, sea como el de GLaDOS a los pájaros: mucho miedo, mucho miedo, pero como haya algo importante de por medio, a paseo el miedo). Llevaba años detrás de ese juego, pero con cualquier juego que cueste más de 30 pavos me cuesta aflojar mosca. Así que cuando lo vi en una tienda como Nintendo Select, no lo dudé y me hice con él. No me arrepiento para nada.



La historia gira en torno a la Luna Oscura, que da nombre al juego, es un cristal morado con forma de luna que preside al Valle Sombrío, y que emite una luz que influye en los fantasmas, calmándolos y haciéndolos amigables. Por lo tanto, cuando el Rey Boo (no es spoiler, ya que aparece en la cinemática de introducción, segundo 30 más o menos) la hace pedazos, todos los fantasmas se vuelven agresivos. El Profesor Fesor, que se había trasladado allí para estudiar a los fantasmas en un entorno seguro, pone pies en polvorosa y se refugia en un búnquer que tuvo la suficiente previsión de construir con prácticamente todo incluido (vamos, que tampoco es que pareciera fiarse mucho a pesar de todo). Desde ahí se pone en contacto con Luigi, pidiéndole su ayuda para controlar la situación. Bueno, "pidiéndole". Literalmente, lo saca de su casa y le mete en medio del fregado sin consultar siquiera su opinión. A partir de ese momento, la misión de Luigi es recobrar todos los fragmentos de la Luna oscura con el profesor chiflado de turno le da información desde la seguridad del búnquer, mientras aspira todos los fantasmas que se le cruzan en su camino y, si además puede salvar el día de la amenaza maligna de turno, mejor que mejor.

Una bonita forma de decir "te veeeeoooooo".

Por lo tanto, la columna vertebral en torno al que se articulan todos los eventos del juego es en torno a la recuperación de los fragmentos de Luna Oscura, en una historia amena y más densa de lo que podría esperarse: después de jugar a distintos juegos de Mario o relacionados con ese universo, me esperaba que solo hubiera algún diálogo perdido al inicio y final de cada mansión, como mucho. Por tanto, me sorprendió gratamente al comprobar que las misiones se enlazan por los diálogos con el profesor... o por mejor decir, los monólogos del profesor, porque Luigi en casi ningún momento dice esta boca es mía. Aunque por lo menos es bastante expresivo, no como cierto par de protagonistas de Pokémon. Hablando de Luigi, a pesar de que no dice nada, logras cogerle cariño rápido, debido a su personalidad cobarde, lo que hace que uno se sienta rápidamente identificado con él. Porque seamos honestos, cualquiera, si nos plantan en una mansión encantada llena de fantasmas hostiles armados solo con una linternita y una aspiradora como armas, también estaríamos acojonados.

Cuando tienes muchos admiradores,
pero no del tipo que quieres.

Una de las cosas que me gustaron fueron los imprevistos, que dan lugar a misiones un tanto raras, en las que terminas haciendo algo que no pensabas al inicio de la misión, como recuperar una llave porque un perro fantasma te la ha robado, las manecillas del reloj, etc. de forma que no es todo ABC, o un cúmulo de misiones cortadas todas por la misma línea, lo cual le da mucha variedad al asunto, lo que se agradece. Y Dios, con las putas manillas. Te tiras la vida con eso. Y en mi opinión, también es, posiblemente, de las partes peor llevadas, ya que terminas con la sensación de que están intentando alargar el chicle. A lo mejor si hubieran dedicado solo 1 o 2 misiones a recuperar la manilla de las horas, en vez de 3, no se tendría esa sensación. El punto positivo es que, por lo menos, no se hace coñazo en ningún momento, sino que es algo que te empiezas a percatar una vez dejas el juego y comienzas a pensar en el sobre frío.

"¡Booo! ¿Buscabas esto? Entonces no te importará si me lo llevo un buen rato, ¿verdad?"

Sin embargo, no todos son puntos positivos. Y hay 2 cosas que me tocaron bastante las narices. Una de ellas es el bestiario. Como en muchos juegos con variedad de enemigos, disponemos de una guía con una descripción de los distintos fantasmas capturados. El problema es que es condenadamente reducida.Al inicial el juego, me percaté de ello, ya que apenas tiene 6 páginas, 2 de ellas con 3 y 1 fantasmas, en vez de 5. Luego, de entrada la variedad no iba a brillar por su presencia, precisamente. Pero luego descubrimos que la mitad no son más que versiones de otros fantasmas, muchas veces solo recoloraciones de las 5 clases básicas ya vistas. Vamos, que vas a estar pillando a los mismos fantasmas al empezar el juego que al terminarlo. Bueno, por lo menos aquí explican el origen de esas versiones chetadas, a diferencia de en el 90% de los juegos, pero en mi opinión no compensa.

El otro problema es relativo a la 4ª mansión. Todas las mansiones se dividen en 5 misiones más el jefe. Entonces, llegas a la 4ª mansión y te encuentras con solo 3 misiones. Podría colar en la primera mansión, que hace de tutorial. Podría colar en la mansión final, que hace de cierre o epílogo al juego. Pero, ¿en una mansión intermedia? No hay ningún motivo para ello. Podrían haber metido un par de misiones extra sin problema, más después de ver como alargaron la cosa con lo de las manillas. Pero no. Nos dejan una mansión coja en número de misiones vete tú a saber por qué.

Definición de "¡Pillado!"

Ahora bien, después de tanto hablar de historia, toca hablar de lo que vamos a estar haciendo la mayor parte del tiempo. Es decir, la jugabilidad. Luigi Mansion's 2 es un juego de puzzles en su parte más básica, a pesar de tener momentos de acción (aka pillar fantasmas). Sin embargo, no es un juego difícil, y si te quedas pillado media hora en el mismo punto, como me pasó a mí varias veces, es porque no has caído en eso que hay que hacer.

Sin embargo, mejor que estar explorando es hacer de cazafantasmas de saldo. Cada fantasma tiene su propia técnica y trucos para ser pillados, pero como he dicho al principio, el reducido elenco no solo hace que no sea nada difícil recordar que hay que hacer para cada uno, sino que hasta te permite perfeccionar la técnica con el paso de las misiones, lo cual vendrá bien durante la última mansión. Para poder pillar un fantasma, primero hay que deslumbrarlos con la Estrobombilla (versión en esteroides de una linterna), y luego absorberlos con la aspiradora. Los fantasmas no se absorben directamente, sino que poseen una barra de vida que va siendo reducida mientras son succionados. En ese periodo, se podrá cargar una barra que permitirá dar un tirón y restarles de golpe una buena cantidad de vida. Si nos golpean en el proceso, o si el Sigilino aka primo de Haunter nos da un susto, el fantasma escapará. Por lo menos no recuperan vida pasivamente. Por último, dispondremos de un tercer foco, el Desoscurizador, que actúa como una suerte de luz negra, permitiendo hacer visibles objetos que han sido vueltos invisibles, o desvelar a ciertos tipos de fantasmas invisibles antes de que se cuelen por detrás nuestro y nos den (otro) susto. Además, es la única luz efectiva contra los Boos.

Si algo he aprendido de los videojuegos,
es que lo más efectivo contra un fantasma es deslumbrarlo.

Pero el uso de estos 3 elementos no se reduce solo a los enfrentamientos con fantasmas. Podemos usar la Succionantes 5000 para aspirar todo aquello que nos llame la atención, desde alfombras y chaquetas (y créeme, vas a emplearlo mucho para ese tipo de tonterías), hasta mover ciertos mecanismos, y es a lo que sin duda han sacado más provecho. La Estrobombilla permite activar cierto tipo de cerraduras, así como lidiar con ciertos enemigos menores como murciélagos o ranas. Por último, el Desoscurizador, fuera de combate, se puede usar para hacer visibles ciertas cosas, desde objetos hasta las huellas fantasmales de cierto chucho, pero poco más por desgracia.

Como dice el propio Luigi un par de veces:
"¡¡Perro malo!!"

El control se realiza con el deslizador para moverse, X para mirar arriba o interactuar con ciertas cosas, R para aspirar y L para echar aire, A para cargar la Estrobombilla, B para usar el Desoscurizador, Y para mirar abajo, y algún control específico de alguna zona, como mover la consola a derecha o izquierda para equilibrarse al pasar por cuerdas o listones sobre el vacío (y como siempre, yo me pregunto: ¿no sería más sencillo ir a 4 patas...?) Una cosa que me llamó mucho la atención fue que no es posible saltar en este juego, más teniendo en cuenta que controlamos a Luigi, famoso por correr mucho y dar buenos saltos. Supongo que es lo que tiene llevar la Succionantes a la espalda. Eso también significa que cambia la cosa cuando quieres coger algo: si hay algo fuera de tu alcance, te lo acercas con la aspiradora tuneada.

Los gráficos son, bueno correctos. Si bien realmente no tengo ninguna queja, que hay varias escenas que son simplemente alucinantes, y que siempre es divertido y mola el verte criaturas translúcidas resplandecientes, en varios momentos los modelados se hacen como un tanto poligonales. No como los de las viejas consolas retro, pero sí lo suficiente como para que notes que ese quiebro no es parte de diseño. La música está bien, y pega con el ambiente según juegas, y luego puedas identificar cada tema, buena suerte recordando un tema, ya que no se puede decir que haya ningún tema que tenga alma propia, sino que todos suenan como las clásicas melodías de películas de misterio o fantasmas.


En resumen:
Pros:
  • Buena mecánica de combates.
  • La historia, y los toques de humor que tiene.
  • Personaje controlable carismático aunque no hable. 
Contras:
  • La 4ª mansión tiene solo 3 misiones (inexplicablemente).
  • El jefe de hielo (en serio, muchos lo han dejado inconcluso por ese tío coñazo).
  • Escasez de variedad de fantasmas.
  • Alguna misión puede sentirse algo relleno.
En resumen, Luigi's Mansion 2 es un juego divertido, con buenas mecánicas y una historia decente y llena de gags, de esos que enganchan. Es un juego que francamente me ha encantado de principio a fin, hasta el punto de volver a rejugarlo en un intento de conseguirme todas las misiones en oro. En mi opinión, un imprescindible para la 3DS, más ahora que está a 20 euros máximo al haberse convertido en un Nintendo Select.

Es la hora de los cazafantasmas amateurs

4 comentarios:

  1. Siempre tuve ganas de probar el primero (la saga ya de por sí ahora xD) pero no me convenció nada.
    Yo esperaba poder ir a una mansión, perderme y con muchos fantasmas. Pero solo eran niveles independientes pequeños... y el remake del 1 en 3DS fíjate que no me llama nada y eso que es el 'bueno', pero la comparación con el original ha sido cuando menos doloroso (y porque se me hace muy dificil pasarme de switch de nuevo a 3ds... en fin...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni idea del primer juego, no he podido probarlo aun (y tampoco me he spoileado con vídeos y gameplays) así que no puedo realizar ningún tipo de comparativa; pero en el LM2 sí que mantiene el sistema de misiones. Aun así, tiene cierto componente de exploración, ya que de entrada en cada misión puedes visitar más salas de las requeridas para completarlas, y luego la mayoría puedes revisitarlas en misiones posteriores. Si es suficiente o se queda corto, eso ya depende de cada uno.

      Eliminar
  2. Lo cierto es que yo le hice una entrada a ambas entregas y aunque esta me pareció un corta-pega del original para portátil le acabé viendo su gracia. Pero tiene demasiados inconvenientes con respecto al primero.

    Para empezar, como dices, el fastasmario es escasísimo mientras que en el original era corto pero tenía sus singularidades con un buen puñado de minijefes y jefes.
    Luego, es un juego que lo dividieron por episodios sin venir a cuento, mientras que en el original se te prohibe la exploración a ciertas zonas pero no te prohiben luego visitar lo ya explorado. Es decir, siempre va increcento la mansión, en el 2 te limitan el avance y el retroceso por episodios, por lo que se siente ultralineal.
    Además quitaron la gracia de búsqueda de tesoros donde en el primero te podías pasar horas y horas buscando gemas, billetajes escondidos y al final el número de cuenta corriente te daba un ranking. Aquí desaparece por completo.

    Para terminar, me reventó que la historia fuese... LA MISMA... y a pesar de todo en Europa se le hizo llamar 2 en vez del nombre de spinoff original que es 'Dark Moon'. No me ilusionó tanto como el original ni de lejos, pero fue una pequeña joyita baratuela para 3DS.

    ...claro está, ahora tendremos el port del de Gamecube... entonces este pierde TODA LA MALDITA GRACIA POR COMPLETO. La era de los remakes y ports, que pérdida de oportunidades únicas al ingenio y por las apuestas arriesgadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he dicho antes, no he jugado al primero, así que carezco con lo que comparar. Como juego en solitario, me pareció muy bueno.

      Respecto a lo de la búsqueda de tesoros, sí que hay para buscar gemas (aunque muchas veces es más pensar en cómo se resolvería el puzzle asociado) y tesoros escondidos, pero por lo que dices supongo que el área disponible para ello es mucho más reducido que en el primero.

      Nintendo ya sabemos que es la reina de los remakes y los ports, solo hay que ver su catálogo. Y veremos si dentro de poco no es la primera compañía de la que tengo constancia que hace un 2º remake de uno de sus juegos. Quitando eso, a mí me va a venir bien: tenía ganas de jugar al primer Luigi's Mansion, y así me ahorro pegarme con emuladores. Solo espero que no lo saquen a 40 euros, que les veo venir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...