Capturas imposibles del Pokémon GO.

Capturas imposibles del Pokémon GO..
26/4/2017

Ese momento en que sueño que capturo un Suicune y un Rayquaza en el Pokémon GO, que acababan de aparecer salvajes. Ese momento.

Más microentradas

sábado, 15 de octubre de 2016

Danny Phantom: Urban Jungle (GBA, NDS)

Originalmente no tenía pensado hablar de este juego por diversos motivos, pero dado la cantidad de gente que se interesó por él cuándo lo menté en la entrada de "5 enemigos que odio tener que repetirlos", dónde el jefe Barco Pirata Fantasma consiguió el infame 2º puesto, decidí hacer una reseña sobre él. Al fin y al cabo, tampoco es que sea tan malo (aunque tiene varias deficiencias graves), y presenta una jugabilidad que se ve poco en los títulos de la DS. Antes de proseguir, he de decir que este juego también salió en GBA, pero por lo poco que he visto se trata básicamente del mismo juego, solo cambiando un par de características extra, y que en la versión de DS aprovecha la pantalla inferior para meter algunas cosas.



Este juego nos pone en la piel de Danny Phantom, un chaval capaz de tranformarse en una suerte de fantasma y entrar al mundo de los espectros. Y aquí viene el primer problema, la historia. Danny Phantom surgió originariamente como una serie de televisión, de los mismos creadores del ya famoso y memético Los Padrinos Mágicos (por si alguien no los había relacionado ya por el estilo de dibujo). Yo cuando comencé no lo sabía (es más, ni siguiera sabía que existía algo llamado "Danny Phantom" en cualquier formato, motivo por el cual lo descargué: no me sonaba de nada, y esos juegos en ocasiones resultan ser una joyita oculta como Another Code o Soul Bubbles), pero en seguida me percaté que había algo raro en la historia: daban muchas cosas por sentado de las cuales yo no tenía ni la más remota idea. Referencias importantes imposibles de pillar, transcurso de la acción extraño y acelerado, y personajes que se conocen entre sí y se llevan bien/odian a muerte Dios sabe por qué, lo que causa una sempiterna sensación de haberte perdido algo importante en algún punto, pero sin tener ni idea de qué porque no te ha parecido que te saltases nada. La historia del juego termina siendo entendible por lo menos, pero esa caótica sensación de haberte perdido la mitad de la función no te la quita nadie. Supongo que todos los datos faltantes se han dicho en la propia serie de Danny Phantom y, digo yo, los seguidores de la misma los cazarán en seguida, pero para los que no la hemos visto, que creo que somos la mayoría, la historia queda muy, muy coja. Honestamente, creo que deberían haber metido más explicaciones de cómo Danny y compañía conocen a tal o cual personaje, o por qué cierto enemigo le tiene tanta tirria a Danny, o por qué Danny y Co. se toman tan a guasa a ese otro. Algo que con 2 o 3 líneas, o un par de diálogos se podría haber arreglado, y que nos habría permitido a todos los paganos en la serie enterarnos un poquito mejor del mundillo, en vez de estar la mayor parte del juego en modo "pues... muy bien, ni idea de por qué esto, pero vale". Vamos, que la historia tiene más flecos que una alfombra con la que ha estado jugando el gato.


La jugabilidad es sin duda el punto fuerte del juego, sobre todo porque es de desplazamiento horizontal, tipo "shmup": juegos en 2D dónde vas en horizontal mientras te llueven enemigos desde el lado contrario de la pantalla, y tienes que esquivar sus proyectiles, mientras los destruyes o esquivas y a la vez vas recogiendo mejoras. Vamos, ve hacia adelante, cárgate cosas, no dejes que te maten. Efectivamente, es el tipo de jugabilidad clásica de muchos juegos de naves, dónde las mismas te llenan media pantalla, las balas la otra media, y tú tienes que buscar los huecos mientras te cargas a los enemigos. Como ya he dicho, un tipo de jugabilidad rara de ver en la DS, siendo hasta la fecha el único título para la primera portátil de Nintendo de 2 pantallas que lo emplea, y mira que he probado títulos.


Los controles son básicos: cruceta para moverte arriba-abajo-derecha-izquierda, un botón para disparar, otro para cargar el ataque especial, otro para cambiar el color del aura. Respecto a los ataques: tienes un ataque estándar que puedes mejorar con mejoras o power-ups, y una serie de ataques especiales (aka trayazos) que vienen de lujo para los jefes, pero que necesitan otro tipo de mejoras para poder emplearlos. Por último, los ataques enemigos: salvo ciertos casos contados (que casi siempre suelen coincidir con los jefes), los enemigos te atacarán con proyectiles esféricos azules o fucsias. Si el color de tu aura coincide con el del proyectil, no solo no te hará daño, sino que restaurará un poco tu energía. En caso contrario, te quitará vida. Cambiar en el momento no solo te ahorrará daños innecesarios, sino que también te dará energía, facilitándose el trayecto.


Ahora viene el problema: la dificultad. Presenta una dificultad irrisoria, hasta el punto que creo que se trata del juego más fácil para la DS que he probado hasta la fecha. Entre la cantidad de mejoras que te dan para recuperar vida, que los patrones de proyectiles durante buena parte del juego son bastante sencillos, y a la buena cantidad de mejoras en general, no será muy difícil llegar hasta el final del juego aunque nunca hayas tocado un shmup (o hace lustros que no los pruebes), y por lo tanto seas un completo manta en el tema. La única excepción es el ya mencionado Barco Pirata Fantasma, único enemigo que realmente te empezará a bajar la vida y que logrará que agradezcas que tengas hasta 5 vidas en recámara, pero no porque sea chungo, sino porque más bien es infumable. Infumable, nivel que en la RAE, debajo de la descripción de esa palabra, han puesto una imagen suya. Infumable, nivel que ha ido a agenciarse el Copyright de esa palabra. ¿El resto de jefes? Entretenidos, dan buenos combates, aunque por desgracia no puedo decir de alguno que sea un reto. Bueno, salvo el Barco Pirata Fantasma, pero ese lo que es, es un reto bestial para la paciencia.


Los gráficos no están mal. Estilo tipo Padrinos Mágicos tan caractístico, jefes detallistas, y enemigos y objetos bien identificables. Agradable a la vista, movimiento fluido, lo cierto es que ese apartado está bastante cuidado. No puedo decir lo mismo de la música, de la que apenas recuerdo un tema, por lo que apartado en blanco.

En resumen:

Pros:
  • Jugabilidad poco vista en NDS y divertida.
  • El 90% de los jefes (vamos, todos menos el BPF).
Contras:

EL HORROR

En conclusión, el juego podría haber apuntado más alto, y podría haberse convertido en un título decente con un poco más de dificultad, una historia cuyo contexto esté más explicado, y más largo, no solo conformarse con el típico juego rellenacatálogo de calidad mediocre sacado de cualquier película o serie. Danny Phantom: Urban Jungle es un título para la DS corto y muy olvidable, aunque perfecto para jugar en R4 si lo que quieres es darte un respiro de tanto RPG, plataformas y similares que tanto abunda en el catálogo de la DS, siendo el único motivo por el cual podría decirle a alguien que lo probase. Porque si buscas algo de calidad, mejor mira en otro sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...