Diagramas kilométricos.

Diagramas kilométricos.
28/6/2017

Ese momento en que necesitas hacer un diagrama de tal tamaño que desconoces si no sería más rentable conectar el portátil a la tele, porque en el primero apenas se puede ver una pequeña fracción.

Más microentradas

martes, 16 de febrero de 2016

Los gráficos y los videojuegos tipo creepypasta

Esta es la historia de una jugadora que en internet se hacía llamar Lakriba, Fénix A.j., o simplemente Fénix. A Fénix le gustaba jugar a videojuegos, en especial títulos indie o directamente pocos conocidos. Fénix también tenía un blog, llamado "La Red Subterránea", dónde entre otras cosas, se dedicaba a opinar sobre aquellos juegos que más la habían gustado, obviado aquellos que no, ya que era de la política de "si algo es malo, lo mejor es no hacerle publicidad gratuita". Antes de continuar, me gustaría avisar que esta entrada contiene gran cantidad de pantallazos, así como posibles leves spoilers de alguna situación avanzada del juego. Pero sobre todo MUCHOS pantallazos.




Estaba un día Fénix en la moderación de Vrutal, cuando una de las últimas aportaciones enviadas refería a un juego llamado "Pony Island". Lo primero que le vino a Fénix a la cabeza fueron esos dibujos animados llamados "My Little Pony", que si bien solo había visto un par de capítulos cuándo tenía 7 años, se los conocía bastante bien por la cantidad de fanart, comentarios de odio y comentarios de alabo que poblaban todos los rincones de la red.


La imagen tampoco le era a Fénix nada llamativa: un poni rosa de sonrisa ahostiable, que parecía correr por el campo, con un par de colinas verdes como la de los Telettubies (¿cómo decías se escribe esa mierda? ... jamás me lo aprenderé), un semicírculo en el fondo de color anaranjado que simulaba ser el sol, y "rayos" saliendo del mismo de tonos pastel rosa y azul. El típico pantallazo de juego colorido y simplón para entretener a tu primo/hermanito de 5 años. Bueno. Prima/hermanita.


Sin embargo, el título de la aportación le pareció a Fénix cuánto menos interesante. Rezaba algo así como: "No juegas con el juego, el juego juega contigo". Lo primero que le vino a la cabeza a Fénix al leer esa frase fue OFF, un juego capaz de llevarte a su terreno, para luego hacerse pasar un creepypasta de forma muy efectiva y terminar destrozándote los sentimientos. Las etiquetas le parecieron a Fénix no menos extravagantes. Unos ejemplos de las mismas son "belzebub", "satán", "juega contigo", "you have killed jesus", "has matado a jesus", etc.

Fénix: 
"Letra grande, gorda,
y aun así medio imposible de leer."

Tras toda esa parrafada, Fénix concluyó que debía de tratarse, como OFF, de un juego dónde nada es lo que parece, y que la pastelera imagen que se le mostraba en pantalla era pura mascarada. Así pues, fue a buscar algo de información, y en efecto, se trataba de un juego con formato creepypasta, dónde bajo una apariencia alegre se escondía un revoltijo de paranoias, de juegos creados por el demonios y de almas atrapadas. Todo esto, expuesto en los propios trailers del juego y descripciones oficiales. En vista a esta información, se podría concluir fácilmente que, asumiendo que nada en la red es secreto, el propio desarrollador decidió exponer todas sus cartas sobre la mesa, confiando en que el propio ambiente del juego fuera suficiente para envolver al jugador a pesar de saberlo éste ya todas las vueltas.


Así pues, Fénix Lakriba decidió hacer una descarga ilegal probar el juego para ver que tal iba. El inicio la desencantó un poco porque, si bien estaba claro que, en un juego en que la propia descripción ya te avisaba que ibas a estar trasteando con un juego programado por el demonio, lo normal es que toda la trama se iniciase rápido, esperaba al menos una suerte de introducción, no que el espectáculo de los gliches comenzaran tan condenadamente pronto.

Fénix pensó que al menos podría haber puesto bien la pantalla de inicio.

Durante las siguientes pantallas el juego no dejó ni un momento de recordarle a Fénix que estaba jugando a un "juego corrupto", con esos gliches gráficos tan exagerados que no parecía si no que a MissigNo por fin había encontrado un nuevo trabajo después de ser despedido de Nintendo. Y la cosa no quedaría sino como anécdota gráfica, si no fuera porque la corrupción mostrada en pantalla hacía difícil en muchos casos discernir qué pasaba...

Solo el hecho de que a Fénix le gustaba fijarse mucho 
la permitía descubrir cuándo el suelo se transformaba en vacío.

...qué estaba pasando...

Fénix: 
"¿Sabes? Me enteraría mejor si esas franjas opacas desaparecieran".

...qué se supone que había que hacer...

Fénix:
"..."

...y qué se supone que la estaban contando.

Fénix:
"Era esto de lo que me estabas intentando hablar, ¿no?"

A Fénix Lakriba le comenzó a incomodar que el creador del juego se tomase tan en serio ese punto, el tener que remarcar continuamente que se trataba de un juego podrido, tanto, que a veces era imposible seguir la trama. O saber que demonios hacer.

Fénix:
"Fingiré que me sé lo que estoy haciendo".

Al final Fénix logró pasarse el juego entendiendo su mayor parte, aunque hubo situaciones que decidió verlas algún día en algún gameplay para entender las conversaciones. Una imagen distorsionada, texto que avanza a su propio ritmo y un tipo de letra relativamente pequeño y fino, pensó Fénix, desde luego no son buenas combinaciones.

Afortunadamente, los niveles de saltos no requerían de tanta atención fina en los gráficos, y eran mucho más disfrutables:





Tras un par de semanas Fénix A.j. decidió ponerse a hacer la entrada-análisis del juego, a pesar de que sabía que debería publicar primero la de Portal 1 y 2, que tenía a medias desde hacía no menos de un año. Pantallazos, pantallazos, eso siempre requería mucho tiempo.

Fénix:
*Sigh* Por lo menos aprovecharé para enterarme de algo más de la historia.

Así pues, Fénix escribió la entrada, y la dejó lista para publicar, con la única falta de las capturas del juego, que teniendo en cuenta la duración del mismo, podría realizar en una tarde. Todo estaba dispuesto, y Fénix A.j. pensaba que no tendría ningún problema en subir la entrada el día 6 de febrero de 2016.


Así pues, solo quedaban las capturas. Fénix A.j. se puso a pasarse el juego de nuevo para obtener varios pantallazos, así como aprovechar para sacar alguna que otra broma, tanto para usarla en el blog como para usarla en Vrutal. O en ambos sitios, ¿por qué no?

Fénix:
"and_create_more_Amiibos".

Empezó el juego y en seguida Fénix tuvo la sensación de que el glicheo había ido un poco a peor, además que las zonas casi completamente ilegibles habían cambiado de posición. Bueno, normal, ya que el juego, como Undertale, reconocía cuándo había sido jugado al menos una vez.

De esta forma, Fénix fue pasando pantallas y más pantallas, hasta que, justo como temía, al llegar a la 3ª parte se quedó atascada con uno de los niveles de puzzles. Los niveles de puzzles, que si bien antes habían estado bien, en ese nivel se volvían un infierno desesperante, dónde en la primera pasada del juego sacó la mitad haciendo más uso de la suerte que de la habilidad.

Quedándose completamente atascada en este...


... o en este... ...


... ¿o fue en éste?


¡Ah, al cuerno sí lo sé! ¡A mí todos me parecen iguales!

*Ejem*, al final, tras quedarse atascada durante 20 minutos en un nivel que ya había completado hacía días por sus propios medios, Fénix A.j. decidió que ya había tenido suficiente y, presa de la desesperación, se lanzó a internet a buscar la solución de ese puzzle. Total, ya lo había resuelto ella misma, por casualidad, pero ya había pasado la prueba hacía semanas.

Sí, juraría que fue ese. Al menos, es la última imagen que tiene guardada de esa tanda.

Sin embargo, lo primero que encontró no fue la solución. Noooo, no, no, no, no, lo primero que encontró fue otra cosa, una cosa mucho más interesante que la insulsa solución de un mísero puzzle.


¡Todos los pantallazos e imágenes relativas al juego presentaban una imagen clara, nítida y limpia! Desde luego, para nada comparables al espectro de franjas pixeladas que Fénix había estado jugando hasta ese momento.

Cómo esto.

Los primero en lo que Fénix pensó era que se trataba de alguna opción oculta, o de un modo especial desbloqueable, que te permitía pasar el juego sin toda esa jarana de bits rayas sucias. Pero por más que buscó, no fue capaz de encontrar nada. Además, por no encontrar, Fénix no fue capaz ni de encontrar una sola imagen cuyo aspecto se pareciese en algo al galimatías inteligible que estaba jugando.




Ni punto de comparación, obviamente.

Al final, poco a poco, fue cobrando cada vez más fuerza la idea más simple y obvia: que, como muchos otros antes, se trataba de una versión tuneada y puesta a disposición de los piratas por el propio autor, para escarmentar a los caraduras. Pero según estaba pensando en eso, a Fénix se acordó de otro juego, con el que había tenido un problema similar, idéntico en realidad, fuera del hecho que en un juego los fallos comenzaron desde el mismo inicio y en el otro fue a mitad. Un juego que era comprado y, más importante, logró solucionarlo. ¿Qué cuál era la solución? Instalarlo en el otro portátil.


Puesto que parece que Lakriba tiene un serio problema 
de coleccionismo de portátiles funcionales.

Resulta que los portátiles de Fénix Lakriba, a pesar de su rapidez, potencia de RAM y capacidad de correr prácticamente cualquier programa, adolecían de un par de cosas: memoria escasa y tarjeta gráfica pobre. Así pues, aunque el ordenador era capaz de correrlo sin ningún tipo de latencia o problemas en los controles, tenía unos cuantos problemas a la hora de cargar las texturas.





"Unos cuántos".

De esta forma, Fénix A.j. decidió instalar Pony Island en el otro portátil, y arrancó el juego. Desde la primera pantalla, pudo comprobar la diferencia entre ambas máquinas en referencia a los gráficos del juego:


.
.
.













A lo largo de su recorrido, Fénix por fin pudo disfrutar del juego sin que la pantalla le molestase a la vista, además de, por fin, enterarse de qué demonios estaba pasando exactamente durante la mayor parte del juego.

Exactamente, redescubriendo el juego:



Fénix ya podía leer lo que pasaba en las pantallas de hackeo, en vez de estar simplemente pirateando la máquina a ciegas...



...qué le estaba contando la Lost Soul...



... o cómo demonios se veían las mariposas, además de poder ya distinguir las normales de las corruptas.



Sin embargo, uno de sus momentos más épicos fue cuando, al enfrentarse a Azazel, al fin pudo leer sin problemas ambas conversaciones, y enterarse por fin de esa parte de la historia: por qué Lost Soul se sorprendía al ver el resultado de pinchar el icono por primera vez,



por qué había que reventar los candados, 



o por qué se cambiaban los iconos, entre otras cosas.

También pudo enterarse bien de toda la situación con Asmodeus, pudiendo leer las respuestas ocultas que la daban y que antes resultaban imposibles de ver.


Como aquí Fénix no consiguió ningún pantallazo en condiciones, 
supongo que tendré que conformarme con simplemente dejar éste.
Aunque confieso que he estado tentado de poner el del "Gilipollas".

De esta forma, Fénix A.j. pudo completarse el juego entero como Dios manda. Además, que los pantallazos realizados del juego glicheado sumaban 52 archivos y 82 megas de memoria, mientras que los realizados del juego normal poseen un peso total de 62 megas para 173 archivos (¿173 archivos, en serio, Fénix? ¿Qué hiciste pasarte todo el juego con un dedo sobre el botón de captura de pantalla?)



Así pues, si pensabais que a Fénix se le habían terminado las imágenes originales para el análisis que publicará dentro de unos 6 días, estáis muy equivocados. Es más-- ¿eh? ¿qué es eso?



No me lo creo.


No me lo puedo creer...


¿De verdad ese tal "Lost Soul" tiene una pistola de portales digitalizada?


¡A la porra la entrada, que ni siquiera me pagan por ello! Yo voy a divertirme un rato.

Antes de marcharme, una nota que la administradora del blog a exigido que añada de parte suya:

"Moraleja de la historia: si alguna vez juegas a un juego supuestamente poseído, asegúrate que entre sus comportamientos paranormales no se incluyan la distorsión gráfica, así como otros elementos tipo distorsión de sonido o controles 'a su bola'. La entrada de análisis de este juego lo tengo previsto para dentro de 5 o 6 días, ya que solo tengo que hacer algunos cambios en el texto (en particular en todo lo referente a los gráficos) y añadir los pantallazos. Y que 5 días es el periodo mínimo que dejo pasar entre entradas, a no ser que sea alguna noticia de candente actualidad. Para terminar con la nota, he de decir que cualquier parecido o referencia que alguien haya podido encontrar con el narrador de esta entrada y el de The Stanley Parable no es pura coincidencia. Nos vemos en el análisis

P.D.: joder, jamás pensé que un par de entradas de este tipo me llevarían 2 semanas completas".

2 comentarios:

  1. Estoy puto intrigado con la review ¿el juego quiso solucionarse en un momento dado porque sí?¿quien demonios es Lost Soul?¿Porque leches tiene un icóno de un programa de Portales en su escritorio? y lo que es más importante ¿Lakriba?¿¿¿¿Que demonios significa este galimatías por nombre???

    Joder, saca el análisis ya Fénix!!!
    (PD: ¿Qué programa utilizas para las capturas de pantalla?¿Un consejo?)
    (PPD: Si tienes Steam me encantaría agregarte, búscame como Skull, con el avatar del ojo de Leo del red Earth... i'll be waiting... nehehehe)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo la cantidad de preguntas, creo que mejor te respondo por puntos XD:
      -Más bien el juego se solucionó cuando lo instalé en otro ordenador, en uno un poco más potente. Revisaré esa parte por si me he expresado mal.
      -En las historias de algunos juegos malditos, aparece alguien que ya ha probado dicho juego que intenta ayudarte a evitar que termines como él. Aquí, ese es Lost Soul.
      -El icono de portales: la verdad es que tengo una teoría un poco loca, quizá un día me anime y la publique.
      -Kriba es el nombre de uno de los personajes de una historia de ciencia-ficción que estoy escribiendo de tanto en tanto. Hace años lo comencé a usar de forma habitual (añadiéndole el artículo "la" porque si no me sonaba un poco soso) a la hora de registrarme en sitios web, antes de empezar a usar Fénix.
      -Si todo va bien, el análisis lo publicaré el sábado. Y si no como muy tarde, el martes de la semana que viene.
      -Uso Bandicam. Me lo recomendó Rokuso3, e incluso la versión gratuita va de lujo. F11 para capturas de pantalla, y F12 para vídeos. Lo único, que en la versión gratis los vídeos no pueden tener una duración superior a 10 minutos y en la parte superior aparece la página web del programa. También hace muchas más cosas aparte de lo dicho, pero de momento he pasado de investigar más.
      -Ya te he añadido como amigo. El nombre que uso es alba.kriba, el avatar que tengo ahora mismo es uno de una torreta de Portal.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...