Diagramas kilométricos.

Diagramas kilométricos.
28/6/2017

Ese momento en que necesitas hacer un diagrama de tal tamaño que desconoces si no sería más rentable conectar el portátil a la tele, porque en el primero apenas se puede ver una pequeña fracción.

Más microentradas

miércoles, 20 de abril de 2016

S.A.R.A. 1, 2 y 3 (PC, gratuito)

Creédme cuando os digo que he jugado a bastantes juegos, de muy diversas calidades. Cuando me decido a hacer un análisis de uno de ellos aquí, es habitualmente porque me ha parecido bueno: por su historia, porque es divertido, por su extraña puesta en escena, porque no puedo pasar sin hablar de  tal bizarrada en este chuchitril, porque simplemente me ha encantado; en resumidas cuentas, porque hay algo que me ha gustado de juego y considero que el mismo merece la pena.

Este no es uno de esos casos.

Aunque las imágenes son preciosas.

S.A.R.A. es un juego flash del dentro del género point-and-click tirando a mediocre, con varios fallos remarcables y básicos que pueden hacer fácilmente que más de uno pase del  juego rápido, incluso los piraos de este género.  Este juego lo encontré por la red, pero no en una de las páginas dónde suelo meterme habitualmente a pasar el tiempo y a ver si suena la flauta y me encuentro con algo bueno. No. Fue en otra página de la cual ya ni me acuerdo.


Entonces, ¿por qué voy a hablar de él, a pesar de que tengo por costumbre no hacer publicidad de las cosas que no me gustan? Porque, a pesar de ser mediocrillo, por algún motivo me cayó en gracia. De esos juegos que dices "sé que es malo, no puedo decir que me guste, nunca se me ocurriría recomendarlo, pero por algún extraño e incomprensible motivo lo recuerdo con simpatía. Y no me importa rejugarlo hasta 3 y 4 veces". Además, que últimamente he estado recuperando muchos juegos flash que jugué hace años y tengo buen recuerdo de ellos, para las entradas de fin de mes, como Robotic Emergency, Alien Attack o Run.

Yo cada vez que logro encontrar uno de esos juegos de nombre hipergenérico que no he visto en más de 3 años.

S.A.R.A. actualmente lo componen 3 entregas relativamente independientes entre sí. Es decir, no es necesario pasárselos en orden para entender la (escasa) historia que presentan, aunque si que presentan una (leve) continuidad. En los 3 juegos controlaremos a S.A.R.A., un robot de exploración de ambientes alienígenas bastante mono, al cual tendremos que ayudar a avanzar y lidiar con los diferentes obstáculos con los que se vaya encontrando. Los 3 juegos presentan la misma estructura: una sala en la que deberemos averiguar (o por mejor decir, adivinar) sobre qué elementos podremos actuar y en qué orden, para así poder avanzar a la siguiente sala. La mayor dificultad será adivinar sobre que podemos actuar, y el orden correcto para ello, no lo que hay que hacer (ya que habitualmente nos pasaremos las salas sin tener mucha idea de qué hemos hecho). Los 3 juegos presentan opción de reseteo, lo cual siempre es aviso de que va a haber algunas pantallas muuuuuuuuuuy coñazo.

Esta es una de ellas.

Empecemos ya con la descripción particular de cada juego:



S.A.R.A

El primer título nos pone al mando de S.A.R.A (Scientific Android Research Appointment), un robot de exploración al que le pasan más putadas que ni pagando por ellas, con la misión de explorar Marte para determinar si hay agua o no (adivinad cuál es el final). Luego, tras 3 imágenes que nos hacen de intro, nos encontramos que la nave dónde iba S.A.R.A. se ha estrellado contra el vecino Planeta Rojo (sigo manteniendo la esperanza de encontrar un día un juego o película dónde no haya un accidente/ataque que haga que el vehículo de turno se hostie).


Lo primero será reparar a S.A.R.A.... lo cual ya de entrada a alguno le puede resultar un tanto desesperante. Yo mismo confieso que tuve que tirar de guía en este punto inicial ya que no entendía que cojones pasaba ni qué carajos tenía que hacer ni como coño se suponía que funcionaban los controles. Y para aquel momento ya me había pasado otros juegos point-and-click bastantes más difíciles y sin guía, como son The Fog Fall o Escape to the Elevator (creo que era así el nombre).

"Nollegonollegonollegonollego..."

La historia es simplemente un marco, una escusa para poner en situación y dar un leve aliciente seguir avanzando a lo largo de varias salas, ya que la misma más tópica y escasa no puede ser. A lo largo del mismo nos encontramos con restos de lo que fueron exploraciones anteriores, como un taladro sobre ruedas u otro robot de exploración que corrió peor suerte que S.A.R.A., así como elementos de lo que parece ser una civilización marciana. Pero tampoco os hagáis ilusiones, que esto no es La Submachine o Neckra Psaria.

"Sorry bro..."

La mecánica es en plan point-and-click: inventario, objetos, resolver puzzles. Dentro del género, nos encontraremos la mecánica de ir resolviendo salas de forma progresiva, en las que tendremos que  resolver el puzzle de turno para poder avanzar a la siguiente, sin arrastrar objetos. Es simplemente ir hacia adelante, no se puede retroceder a una sala anterior. El principal problema es que a veces presenta un ritmo algo lentillo, y que aparece es la ya mentada opción de reseteo. Si, esa función que, en caso de pifiarla, puedes rehacer el nivel entero. Función que yo odio a muerte porque casi siempre, por no decir siempre, se termina traduciendo en tener que hacer 50 reinicios estúpidos en ciertos niveles más por causas de estar harto de repetir los mismos pasos o fallo de nivel (como una escalera ilógicamente pegada a un borde, que hace que 2 píxeles decidan si repites o no nivel), que por ser un manta. Causas estúpidas, sí, que parecen debido más que a la dificultad, a que juego no lo hubieran terminado de pulir porque, eh, no pasa nada, el jugador puede repetir esa parte sin problemas; así que ¿para qué coño vamos a esforzarnos? ¿Es pasable? Pues al siguiente, y a tomar por culo.



Ahora bien, ¿es difícil? En realidad es tirando a facilillo. Una vez que te entiendes con los controles, la única dificultad que tiene es no pifiarla en el orden a la hora de interactuar con las cosas, y percatarte de todo con lo que puedes interaccionar. Porque sí, hay que hacer los pasos por orden y sí, hay objetos que piensas que son parte del decorado y nooooooooo. Respecto al orden, hay un paso que lo haces mal, y adiós muy buenas. La cosa no sería tan grave si no fuera porque muchas veces, como ya he dicho, no sabes con qué puedes interactuar exactamente, por lo que no te percatas que esa roca de ahí no está de simple decorado como las 20 anteriores, sino que la puedes mover. De hecho, muchos niveles requerirán primero gastar unos 3 intentos (con suerte) haciendo el indio, antes de meterse uno al asunto en sí. Lo único bueno del asunto es que hay salas dónde es difícil avanzar sacando algo de potra: hay que ver el ambiente, probar con que se puede interactuar, y luego pensar la mejor combinación. También influye la lógica y la memoria: si ves que te acabas de caer por una zona dónde el suelo tenía otra textura y más adelante el suelo vuelve a tener esa textura, ya te imaginas que ahí el piso también será quebradizo.

"¡Socorro, que me caigo!"

Los gráficos son sin duda lo mejor del juego: bonitos, detallistas, y con animaciones muy fluidas. A veces resulta divertido cargarse al pobre androide a nuestro cargo para ver la animación de turno.


Lo que ya no mola tanto es que cada vez que coges un objeto, la imagen del objeto que acabas de conseguir se queda flotando en la pantalla durante varios segundos... los suficientes como para hacerse bastante tostón, y maldecir cuándo tienes que reiniciar el nivel. Además, no hay un menú para ver los objetos que tienes en ese momento. Supongo que la idea es que, como no arrastras objetos entre salas, no lo necesitas. Pero a veces se agradecería ver que llevas para intentar hacerte una idea de lo que hay que hacer a continuación.


La música, bueno, durante todo el tiempo estará sonando la misma melodía olvidable de peli de alienígenas serie B que, vale que no será la mejor canción que he oído en un juego ni por asomo, pero por lo menos tiene la facultad de no hacerse pesada.

Como, para variar, no he sido capaz de encontrar la música de este juego flash, 
pasemos al siguiente punto.

En resumen:
Pros:
  • Gráficos y animaciones buenas, bonitas y cuidadas.
  • La música no se hace pesada.
  • A diferencia de otros point-and-click, es difícil avanzar sacando algo de chiripa: hay que fijarse.
Contras:
  • A veces no sabes que hacer/en qué has fallado.
  • No muestra qué objetos llevas.
  • Muestra durante demasiado tiempo el objeto que acabas de conseguir, no hablemos de las combinaciones.
  • La dirección a la web dónde salió el juego originalmente incordia. Mucho.
Ejemplo de pantalla en la que os va a joder la redirección de lo lindo.

En resumen, es un juego que presenta bastantes fallos de diseño y puesta en escena, y que presenta un nivel bajo de dificultad que sube absurdamente en ocasiones por el hecho de no saber con qué interactuar, y que genera un pavor irracional a tener que repetir ciertos niveles única y exclusivamente por lo que tardan las animaciones de los objetos, no hablemos ya cuándo se fusionan. Una pena, porque los gráficos prometen.

Páginas para jugarlo:

En Abroy.

En Flonga.

En Minijuegos.


S.A.R.A. 2

La segunda entrega de S.A.R.A la jugué inmediatamente después de pasarme el primero. Aquí nos volveremos a poner al mando del robotito de exploración del juego anterior, solo que ahora la misión no es encontrar agua, sino determinar si en el planeta en que nos encontramos es apto para la vida humana (porque vida, lo que se dice vida, tiene; y mucha y muy variada. Y para S.A.R.A., muy japuta).


Tras una intro muy en el mismo plan que en el juego anterior, nos encontramos con que S.A.R.A. ha tenido otro de sus aparatosos aterrizajes. La escasa historia que tiene está peor hilada que el anterior. En el primer juego por lo menos sacas en claro que hubo expediciones anteriores, una civilización marciana y que has cumplido tu objetivo. Aquí, no sabes si la respuesta a la pregunta con la que te enviaron a explorar es "Sí" o "No", o de dónde coño se supone que sale esa gigantesca parabólica oxidada del final, o por qué la peña ha estado dedicándose a enviar naves suicidas  por medio mundo con las placas necesarias para el funcionamiento de la parabólica, para que sean recogidas por la fauna local y darnos a nosotros más quebraderos de cabeza. Yo qué sé.

"¿La nave? En la otra punta del continente. O del planeta. Yo que sé.
Tengo ahora mismo otros problemas más urgentes, ¿sabes?"

La jugabilidad, sin embargo, mejora. Sí, sigue siendo la misma idea de ir resolviendo pantallas para poder avanzar, una pantalla cada vez. Los puzzles no habrán aumentado su dificultad, pero por lo menos ya no hay una función de reseteo explícita. Lo que significa que, aunque puedes pifiarla en un nivel, (y la pifiarás varias veces) por lo menos ahora se han preocupado de que muchas chorradas que en el anterior juego te obligaban a reiniciar ahora, simplemente, no avanzas, lo cual hace la aventura menos tedio. Hay alguna parte que se puede hacer un poco lenta, pero en general mejora respecto al anterior.

"Trabajando duro, como siempre".

La dificultad que plantea es escasa. Eso, junto a que han corregido los principales defectos de jugabilidad del primero, lo hacen más adecuado para principiantes. Tampoco hay riesgo de pifiarla con el orden ya que, en caso de poder realizar una acción en un momento que no es el adecuado, el juego no hará nada. Lo cual, por contra, permite que haya puzzles que puedas resolverlos sin tener mucha idea de cómo va la cosa (o ninguna, seamos francos).

Lo cual no significa que puedas seguir cagándola de lo lindo como te descuides un poco.

Los gráficos siguen la misma línea que el primer juego, pero ahora han añadido más animaciones, sobre todo relativas a cómo S.A.R.A. es destruida por la diferente fauna que pulula en el planeta. Y que genera mi secuencia favorita del juego: cuando disparas al termitero sin haberles hecho una casa nueva, las hormigas irán a por S.A.R.A., colándosele dentro y fundiéndola.




Lo admito: esta es mi parte favoritos de los 3 juegos.

Oh, y añaden un menú de objetos. Por desgracia, siguen manteniendo el mostrar el objeto obtenido en pantalla durante 5 segundos; 15 en caso de combinarse un objeto automáticamente con otro que ya tengas.

Que sí, que puedes seguir haciendo cosas mientras no se combinen los objetos,
pero eso no quita para que siga siendo un coñazo.

La música, bueno, ya se podrían haber esforzado un poco más. Básicamente, porque es exactamente la misma melodía que en el primero juego.

En resumen (dividido aquí en pros y contras del propio juego, y los pasos alante y atrás respecto al título anterior):

Pros:
  • Animaciones divertidas, sobre todo en las muertes.
Contras:
  • Las "animaciones" de cuando coges un objeto o se fusionan, siguen siendo muy largas.
  • Dificultad baja.
  • Puedes pasarte las salas simplemente probando.
  • La dirección web de la página original sigue molestando. Y mucho.

Mejora:
  • Menú de objetos visibles.
  • Se entiende mejor qué hay que hacer.
Empeora:
  • Recicla el tema completamente.
  • Se pueden resolver los puzzles sin querer.
"Que no, que no quiero farlopa, pesao, más que pesao."

Este juego, a diferencia del primero, sí que podría llegar a recomendarlo, a pesar de todos los contras. Es lo suficientemente sencillo como para aquellos que comienzan con los point-and-click, se ve bien y las animaciones de "muerte" de S.A.R.A. tienden a ser graciosas. No es un gran juego, pero si estás aburrido sin saber qué hacer y te gusta el género vale para pasar el rato.

Enlaces:

En Abroy.

En Flonga.

En Minijuegos.


S.A.R.A. 3

En esta última parte, S.A.R.A. cambia el rol de robot explorador a robot libertador. No es broma: la misión que se ha encomendado a S.A.R.A. esta vez es la de explorar otro planeta y acabar con el gobernante dictatorial que hay allí. 


La historia, como en los casos anteriores, es una escusa para iniciar el juego. Nos abriremos camino, liberaremos a los greemling buenos, nos cargaremos a los matones lilas, y por último nos enfrentaremos al líder supremo cyborg. El por qué les ayudamos, qué pasa después, y todo eso no tiene ninguna importancia. ¿Contexto? ¿Quién necesita un maldito contexto? Fuera bromas, al igual que en los 2 juegos anteriores para ponernos en situación es más que suficiente. A propósito, que esta vez S.A.R.A. no estrella la nave: simplemente, aparece dentro de una cueva helada, con la salida bloqueada, por lo que los que la envían, ya hartos de su nefasta habilidad de pilotaje, han decido teletransportarla directamente. Vamos, digo yo.

Primera pantalla del juego. Cómo a llegado allí, es un misterio.

La mecánica es idéntica a los otros 2: salas encadenadas, en las que para avanzar hay que resolver el puzzle de turno, etc, etc, etc. Destacar que aquí volvemos al primer juego de fallar por pifiarla más que por quedar destruidos. Dicho lo cual, hay que ser un poco lerdo/no fijarse nada en las cosas como para quedarse atascado. Y eso nos lleva al siguiente punto... 

"Voy a salir escaldada, ¿verdad? *Sigh*"

La dificultad pé--- ¿pero esto tiene dificultad? Digamos que este juego es a todas luces el más sencillo de los 3. El único problema es percatarse en dónde hay que poner el tiro en los témpanos de hielo, ya que todo lo demás se puede resolver sin tener ni idea de que hacer, simplemente pinchando dónde te deja. Literalmente. Yo resolví varias salas de esta forma. A más inri, este es el juego más corto de los 3, o al menos eso me pareció a mí. Supongo que el ser complicado quedarse atascado en más de 3 salas ayuda a avanzar más rápido, y por lo tanto, a tardar menos.

Si es que hasta nos llevan de las manitas.

Los gráficos han cambiado: ahora el fondo tiene esa textura de papel arrugado, mientras que S.A.R.A. mantiene su textura de los 2 juegos anteriores, aunque un poco más oscura. Eso hace que muchas veces el robot se vea como un elemento que han puesto con photoshop sobre el fondo, en vez de verse integrado en el conjunto. En una palabra, parece que estemos recorriendo un decorado, como si estuviéramos interpretando una obra de teatro. Se siente como algo simulado. Por no hablar, que el estilo de los nuevos bichos es completamente diferente al de S.A.R.A. Bueno, por lo menos, ahora no te eternizas con las animaciones de los objetos o el cambio de nivel, que antes tardaba un poco.

Seamos honestos, se nota a distancia que el estilo con el que está hecho S.A.R.A. es diferente al de los greemlings.

La música es diferente. No, para este juego no han reutilizado la misma melodía que en los 2 anteriores. Se trata de un bucle de una canción de ritmo muy animado y agradable de oír.

El resumen (dividido también en pros y contras del propio juego, y los pasos alante y atrás respecto a los títulos anteriores).

Pros:
  • La música.
  • Situaciones fáciles de entender y el objetivo a conseguir en cada sala.
Contras:
  • Tremendamente sencillo.
  • Los puzzles se pueden resolver al "tun-tún", simplemente pinchando sin tener ni idea de qué estas haciendo.
  • Los gráficos hacen parecer que S.A.R.A. se encuentre fuera de lugar.

Mejora:
  • Las animaciones de objetos y cambio de nivel ahora son rápidas.
  • Han quitado el mamotreto para el redireccionamiento a la página web original del juego.
  • Ritmo más rápido que en los 2 anteriores.
Empeora:
  • Los puzzles se pueden seguir resolviendo de chiripa.
  • No hay tanta variedad de animaciones como en el 2º.
"Mira que dormirse a estas alturas,
cuándo ya está a punto de acabarse la entrada..."

En resumen, S.A.R.A. 3 me pareció muy flojo: mejoran los elementos técnicos que tanto incordiaban en las anteriores entregas (a saber, la ridícula duración de las animaciones de los objetos, de cambio de sala, la página de redireccionamiento que no es un grano en el culo, y cambian la música), pero no mejoran la jugabilidad (fácil, y situaciones que se pueden sacar a boleo), y empeoran el apartado gráfico. Si estás aburrido, no tienes absolutamente nada mejor que hacer, y te apetece probar un juego point-and-click rápido, siempre puedes echarle un vistazo, al fin y al cabo es gratis. Pero desde luego no lo mejor que ofrece la red, no me vengáis luego reclamando.

Enlaces para jugarlo:

En Abroy.

En Flonga.

En Minijuegos.

"Volando voy, volando vengo engo..."
Vamos, que ahora a otra cosa, mariposa.

(P.D.: ¡¿Alguien sería tan amable de explicarme que puto problema tiene blogger con la palabra "interactuar", y por qué coño se empeña en intentar corregírmelo por "interinar"?! ¿Por favor?)

(P.D.D.: esta entrada la comencé el día 21 de mayo del 2015, y quedó en el olvido durante más de medio año hasta que la redescubrí revisando mi montaña de borradores).

2 comentarios:

  1. Sigo pensando que eres la reina del flash, fénix (y no me refiero a que los royalties de los flashes de las cámaras te hagan ganar pasta) Menudo pedazo de cacho de post sobre una saga completa, leñe!

    Sí, sin duda parece un juego muy tosco con un trasfondo nulo donde lo único que importa es resolver puzzles, en ocasiones, por pura potra por desconocimiento de la mecánica. Pero oye, es cierto que los ambientes están cuidados y las animaciones molan bastante (lo del ácido a la cara es brutal JUAS) siempre mola jugar un rato a una aventura gráfica al viejo estilo. A lo cómic quiero decir.

    Lo de interinar, bueno, esque blogger en su tiempo libre le gusta brainwashear las mentes de sus usuarios para que hagan prácticas universitarias sin cobrar un duro y eso. Tambien le tiene especial manía a los palabros que vienen del canibalismo, todos los cambia por "brunch". Son unos finolis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^^.

      Eso es lo que más me fastidia del juego, que tener, tiene potencial, pero que no lo aprovecha. Yo creo que con varios diálogos directos (de la base a S.A.R.A., por ejemplo), y puliendo un poco los puzzles, podría ser un juego más que bueno.

      O sea, que cuándo blogger se aburre se dedica a trolear. Aaaaaamigo, eso explica muchas, muchas cosas.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...